Ministerio de Trabajo Direccion General de Empleo
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

MINISTRO DE TRABAJO DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA PARTICIPA EN LA 103 CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO EN GINEBRA- SUIZA

CONSTRUIR UN FUTURO CON TRABAJO DECENTE.
La agenda de los trabajadores, los empleadores y los gobiernos de los 185 Estados Miembros de la OIT, que participaron de las reuniones dentro de la 103 Conferencia Internacional de Trabajo OIT en Ginebra, tuvieron como prioritarios los temas de la migración, las políticas para el empleo, las estrategias contra la informalidad y el fortalecimiento de la convención sobre el trabajo forzoso, el gobierno nacional estuvo representado por nuestro Ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Lic. Daniel Santalla Torrez, quien destaco el trabajo que se realiza desde el Ministerio dentro de estos temas, cumpliendo con el mandato del Estado Plurinacional de Bolivia, acompañado de un equipo de trabajo conformado por el Viceministro de Trabajo y Previsión Social, Dr. Rubén Zabaleta, el Director de Empleo Lic. Roberto Ballesteros y la Jefa de la Unidad de Derechos Fundamentales Lic. Lidia Veramendi, el Ministro de Trabajo emitió su discurso ante sesión plenaria de la reunión de la Conferencia, en el salón de la Asamblea del Palacio de las Naciones;

INTERVENCIÓN DEL SEÑOR DANIEL SANTALLA TORREZ Gracias Sr. Presidente

Inicialmente, permítame agradecer al Director General de la OIT, Sr. Guy Ryder por las memorias presentadas, así como por su intervención en la sesión inaugural de esta Conferencia Internacional del Trabajo.

Con referencia al tema de la migración, Bolivia está firmemente comprometida con la realización, la promoción y protección de los derechos de los trabajadores emigrantes e inmigrantes y de sus familias.

Respecto a trabajo forzoso, celebramos el debate para prevenir y erradicar el mismo, ya que constituye una grave violación de derechos humanos fundamentales y un obstáculo para el desarrollo económico y social. Este es un tema en el que estamos y seguiremos trabajando arduamente en nuestro país, con un énfasis particular en las comunidades indígenas afectadas. En lo que respecta a la transición de la llamada economía informal a la economía formal, este tema incluye diversas realidades nacionales que deben ser reflejadas en los textos de negociación, por ejemplo, tomando en cuenta que la existencia de una relación de dependencia laboral no es el único camino para garantizar la protección social. Advertimos con mucha preocupación que ante la crisis financiera global algunas regiones y países han cargado el peso de la crisis en las y los trabajadores a través de mayor desempleo y recorte de las prestaciones sociales, situación contraria a la justicia social y al trabajo decente promovido por la OIT. Desde Bolivia consideramos que este no es el camino.

Desde la perspectiva del Estado Plurinacional de Bolivia, tenemos la firme convicción que el accionar de los gobiernos debe estar dirigido a la defensa y el equilibrio entre nuestra Madre Tierra, la erradicación de la pobreza y la búsqueda de una mejor calidad de vida de la población. Nuestro país está construyendo una Economía Plural, donde se articula lo estatal, lo privado, lo social cooperativo y lo comunitario; esta puede ser una alternativa.

Bajo la conducción del Presidente Evo Morales Ayma, estos nueve años, el gobierno realizó avances sustantivos para las y los trabajadores a través de una política laboral de dignificación y recuperación de los derechos socio-laborales. El Estado recuperó su rol y capacidad protectiva, normativa y de fiscalización del mercado laboral. Se derogaron las normas laborales neoliberales que daban lugar a la inestabilidad, libre contratación y despido de las y los trabajadores; se abolió la normativa que penalizaba las actividades de defensa y reivindicación de las y los trabajadores y la dirigencia sindical, a su vez que se contribuyó en el fortalecimiento de las organizaciones sindicales; estamos construyendo el dialogo social y el tripartismo, producto del mismo se promueve la ratificación del Convenio 167 a favor de las y los trabajadores de la construcción que se encuentra en la Asamblea Legislativa Plurinacional para su aprobación; el 2013 se aprobó una norma intitulada “Empresas de Carácter Social” que da preferencia a las y los trabajadores, en la adquisición de las empresas que se encontrasen en una situación de quiebra; se restituyeron a la Ley General del Trabajo a las y los trabajadores municipales fueron excluidos por el neoliberalismo del ámbito de esta ley.

Estas políticas estatales están dando fruto, y permítame darles cifras de algunos de los avances en mi país. La reducción de la tasa de desempleo de 8.2% el año 2005, antes de asumir nuestro gobierno al 3,2% el 2013; el continuo incremento del salario mínimo nacional durante este periodo alcanzó 227%; el 2013 se otorgó un segundo aguinaldo denominado “Esfuerzo por Bolivia” cuando el crecimiento de la economía supere el 4,5%; todo esto enmarcado en un crecimiento sostenido de la economía boliviana que para el 2013 alcanzó del 6,8%.

Nuestro país atraviesa un periodo histórico de revolución democrática y cultural que consolida el carácter plurinacional del Estado en lo social, económico y político, de inclusión y construcción de equidades.

Este largo y complejo camino de transformaciones emprendido inicialmente por nuestros pueblos indígena originario campesino recuperó los sueños, anhelos y la valentía de nuestros antepasados para abrir un presente y futuro de esperanza. El avance y los obstáculos vencidos por este proceso de cambio, a su paso incorporó a diversos sectores sociales. Es un momento importante que aproxima a las y los trabajadores hacia sus utopías. Por ello, resulta de trascendental significado la incorporación orgánica del movimiento obrero boliviano representada por la histórica Central Obrera Boliviana. Se trata de un hito vital para fortalecer e imprimirle sentido estratégico y la consolidación del proceso revolucionario en democracia.

Después de 50 años de haberse creado el Grupo de los 77 más China, para el Estado Plurinacional de Bolivia es un orgullo y reconocimiento el hecho que la comunidad internacional le haya confiado en Nueva York su conducción.

Este importante grupo de países en desarrollo, congregará, los días 14 y 15 de junio, a 133 países hermanos en la Cumbre Presidencial en Santa Cruz, Bolivia. Aprovecho esta oportunidad para reiterar, a todos los Estados miembros presentes, la invitación que se ha realizado a más alto nivel para que participen de la misma.

En ocasión de la última visita el ex Presidente Luis Ignacio Lula a Bolivia, el presidente Morales en su discurso señaló que “La liberación política garantiza la dignidad y la soberanía, … todos quisiéramos que haya una igualdad, reducir las grandes asimetrías de familia a familia, de región a región … recuperar la vivencia de nuestros antepasados, en colectividad en comunidad, pero no solamente solidarios con el mismo ser humano, sino vivir en armonía con la Madre Tierra … hemos llegado a la conclusión, no solamente el ser humano tiene derecho, derechos políticos, económicos, humanos y sociales, por el encima del derecho humano, más importante es el derecho de la Madre Tierra … el planeta, el medio ambiente, puede existir mejor sin el ser humano, pero el ser humano no va a poder vivir sin la Madre Tierra …”

Reiteramos y reafirmamos que se puede construir una alternativa de modelo de desarrollo que tiene como centro principal al ser humano en armonía con la naturaleza, a partir del paradigma del “Vivir Bien”. Ésta nuestra modesta experiencia la compartiremos en la cumbre del G-77 más China y en otros foros como contribución para superar la crisis global.

Muchas gracias.